Arte y Artistas en Miami

El sábado 23 de febrero vimos el nuevo espectáculo de teatro local.

Bajo el nombre “Stand Up Latino”, la actriz argentina Sabrina Olmedo, hija del gran Alberto, reunió un homogéneo grupo de comediantes, en una producción impecablemente armada que, como acuñó Alejandro Lerner hace mucho, fue realizada “a pulmón” con un resultado altamente profesional.

Los venezolanos Wilmer Ramírez, Milton Granadillo y el argentino Martin Russo junto con Sabrina, fueron oficialmente declarados E.P.D.R. o “Enemigos Públicos Del Rimel”, para aquellas féminas que tuvimos la mala idea de no usar uno a prueba de agua. Lloramos de la risa durante la hora y cuarto que duró el espectáculo.

Olmedo describiendo su vida junto a un papá famoso y su salida con un cubano a quien no le entendía a su llegada a Miami, nos sacó las primeras lágrimas. Quien vive o pasa por esta ciudad no puede dejar de sentirse identificado con lo que decía cada uno de los artistas.

Granadillo nos dejó una lección paterna de humildad, pobreza, y tacañería que recordaremos por siempre, entre risas y aplausos.

Russo, conocido como el mejor imitador de Luis Miguel y muchos artistas más, explicó en detalle cómo comenzó su carrera imitando a su padre, lo cual terminó convirtiéndose en un grueso y gracioso error.

Y finalmente Ramírez, quien aprovechó la presencia en el teatro del cantautor Diego Torres y el supuesto parecido de mi prometido con El Puma Rodríguez, nos desternilló de risa tanto con su preparada rutina como con sus improvisaciones.

El plan del grupo es presentar el espectáculo una vez por mes en el mismo lugar, el MMC Multimedia, comenzando el 16 de marzo de 2019 y no puedo más que recomendarlo efusivamente tanto a quienes viven en Miami como a quienes vengan de visita, con la debida aclaración que no soy crítica de espectáculos, sino sólo parte de un público que anoche quedó casi sordo y disfónico por el volumen de las risas y los aplausos.

Para quienes vivimos en Miami, la oferta teatral es diversa, aclaremos que con diversa calidad. Hay gente que aún cree que Miami sólo se trata de playas y salir de compras. La variedad va de una orquesta sinfónica como MISO dirigida por el venezolano Eduardo Marturet, hasta flamenco, opera, artistas de primer nivel de pop, rock, rap, reggaeton, hasta obras de teatro independientes y deportes. También hay una enorme movida artística más allá de la famosa Art Basel durante la primera semana de diciembre. Cada barrio tiene su día de “paseo de galerías” con múltiples actividades en cada una.

Miami ha dejado hace mucho de ser la soñolienta localidad para norteamericanos jubilados y  cubanos que huyen del gobierno castrista, para convertirse en una ciudad cosmopolita, pujante y de cambio constante.

Hay restaurantes baratos y divertidos, o carísimos y sofisticados, shoppings nuevos y los maravillosos “outlets”. Esas son sólo algunas de las múltiples ofertas que se pueden disfrutar aquí.

Si tienen pensado venir de visita a EEUU, no dejen de pasar por Miami, la más sexy de las ciudades norteamericanas. Aquí usamos poca ropa los 365 días del año.

 

Speak Your Mind

*